Suscribete

sábado, 28 de diciembre de 2013

Sherlock Holmes VS Jack the Ripper

Última sesión fotográfica de este año 2013, realizada a modo de shooting por las calles del barrio gótico de Barcelona recreando el Londres Victoriano, con escenas variopintas de Sherlock Holmes y otras más tétricas y oscuras de mano de Jack el Destripador y sus prostitutas del barrio londinense de Withechapel. También se nos ha colado el Dr. Jekyll y Mr Hyde. Una sesión verdaderamente estupenda donde hago de modelo junto a mi hermana Mireia, ambas con mis propios diseños acordes para la época en cuestión. (Ya todos sabeis que la época victoriana es mi preferida y con la que me inicié en esta clase de moda). También nuestra compañera Kira luce uno de mis trajes que ya es de su propiedad.
Que decir que lo pasé divinamente rodeada de gente maravillosa, tanto como profesionales de la fotografía y modelos, así como de amigos que hacen este tipo de quedadas solo por diversión y amor a la moda de época, historia y personajes de antaño. Gracias a todos y espero que os guste el post :)
PERSONAJES:
Sherlock Holmes: Erik Mesado
Irene Adler: Chelly Kira
Watson: Robert Jenkins
Sra. Watson: Mireia Roldan
Mr Hyde: Juan Ramon Santasusana
Jack the Ripper: Demetrius Jebediah Gushlow
Prostituta nº1: Priscila Iniesta
Prostituta nº2: Rocío Postigo
Prostituta nº3: Tamara Nichole Williams
Prostituta nº4: Jessica Kpuxeta Vermella Roldán
Prostituta nº 5: Yass MeGo
Dama viuda clase alta: Raquel de Haro
Dama clase alta nº1: Mireia de Haro
Dama clase alta nº2: Maria Angeles Vázquez López
Fotografía & Edición: Francesc Novi
Diseño & Estilismo: Propios de cada persona
Peluquería & Maquillaje: Propios

Fotografía & Edición: Tino Guijarro

La gente comenta los terribles acontecimientos del barrio londinense de Whitechapel, mientras los asesinatos van ocurriendo sin que nadie ponga remedio, ¿cuando terminara este infierno? Las gentes viven con miedo y Jack se aprovecha de la situación..... 
Fotografía & Edición: Francesc Novi
Fotografía & Edición: Isa Egea
Fotografía & Edición: Isa Egea
Fotografía & Edición: Patricia Bueno
Fotografía & Edición: Patricia Bueno
Fotografía & Edición: Tino Guijarro

Fotografía & Edición: Francesc Novi
Fotografía & Edición: Isa Egea
Poco a poco las victimas van cayendo, tres van ya y subiendo, las mujeres de la vida que bastante tienen con su oficio mas que dudoso ahora tienen que compartir las calles con un asesino loco....
El miedo se apodera de ellas sin remedio, pero aún asi deben trabajar para poder sobrevivir...
 Fotografía & Edición: Isa Egea
 Fotografía & Edición: Isa Egea
Fotografía & Edición: Isa Egea
Fotografía & Edición: Antonio Tenedor
 La cuarta victima esta a punto de sucumbir a los encantos de este cliente elegante, lo que ella no sabe es el destino que le espera....
Fotografía & Edición: Antonio Tenedor
Las damas de clase alta horrorizadas por los acontecimientos, se dan cuenta que estas mujeres necesitan ayuda, alguien deberia hacer algo al respecto...
Fotografía & Edición: Tino Guijarro
Y por fin aparece el angel de la guarda que dará fin a esta macabra situación, Sherlock, con él las mujeres de vida alegre se relajan y vuelven a sus frias esquinas a ejercer, ¿cuánto durará la calma?...
Fotografía & Edición: Antonio Tenedor
Fotografía & Edición: Antonio Tenedor
Fotografía & Edición: Antonio Tenedor
Fotografía & Edición: Francesc Novi
Sherlock e Irene Adler, intentaran erradicar estos atentados contra las mujeres de la calle
Fotografía & Edición: Isa Egea
Fotografía & Edición: Tino Guijarro
Mientras, una desconsolada viuda acompañada de una matrona va donde suceden los hechos, indignada de la crueldad con la que asesinan a las mujeres, ya es hora que el grupo feminista salga en ayuda de estas pobres mujeres
Fotografía & Edición: Tino Guijarro
Con todo este desconcierto, Mr Hyde campa a sus anchas por las calles y da rienda suelta a toda esa maldad que tiene acumulada
Fotografía & Edición: Isa Egea
Fotografía & Edición: Tino Guijarro
Fotografía & Edición: Antonio Tenedor
La pareja de detectives en acción, entre los dos conseguiran que acaben los asesinatos y haran pagar al culpable
Fotografía & Edición: Francesc Novi
Mientras tanto, Jack va más allá y empieza a atacar a damas de clase alta, esto hay que pararlo ya!
Fotografía & Edición: Francesc Novi
Fotografía & Edición: Francesc Novi
Parece que la pesadilla ha llegado a su fin, pero le ha costado la vida a seis mujeres y otras tantas que seguro nunca sabremos, pero.... donde está Jack?
Fotografía & Edición: Tino Guijarro

domingo, 8 de diciembre de 2013

Las Costureras

Sesión fotográfica de la mano de Pedro Justicia dedicada a las modistas y costureras de época. En esta ocasión nos centramos en la Era Renacenstista y la Era Modernista, dos periodos totalmente diferentes, tanto en fechas como en la manera de trabajar, ya que, en el renacimiento habia muy pocos medios y ya en el Modernismo y con la electricidad y las máquinas de coser se revolucionó el mundo de la moda. Si es verdad que antiguamente era todo mas artesanal y manual, de ahí el salto de años para poder ver esta gran evolución.
Como modelos estamos mi hermana y yo. La verdad que me hace mucha ilusión este proyecto ya que es la primera vez que me van a retratar haciendo mi trabajo y profesión.
Modelos: Raquel de Haro & Mireia de Haro
Fotografía & Procesado: Pedro Justicia
Maquillaje & Peluquería: Raquel de Haro
Diseño & Estilismo: Raquel de Haro


Costurera Renacentista




Modista Modernista




martes, 12 de noviembre de 2013

Luto Victoriano

He creado este post porque llevaba tiempo pensando en hacerme un traje de Luto Victoriano, pues bueno al final el traje ya está terminado. Antes de dar a conocer mi creación os relataré un poquito de historia de este tipo de vestimentas en la Inglaterra Victoriana.

"LUTO: El luto es la expresión medianamente formalizada de responder a la muerte, es decir, la muestra externa de los sentimientos de pena y duelo ante el fallecimiento de un ser querido. En los países occidentales, esto incluye los entierros, las esquelas y ropa de luto, entre otros."

Luto en la Inglaterra Victoriana
La Reina Victoria se casó con el Príncipe Alberto en 1840 y él murió en 1861, si bien la Reina sólo tenía 42 años cuando quedó viuda, permaneció de luto riguroso por tres años y de medio luto el resto de su vida (40 años).
Reina Victoria

Las mujeres victorianas siguieron el ejemplo de la Reina y se elaboraron estrictas reglas de etiqueta concernientes a la vestimenta del luto y al comportamiento durante este periodo.
Damas de Luto

Estas reglas dieron orden a una sociedad que cambiaba rápidamente al tiempo que la Revolución Industrial creaba la clase media. Libros de etiqueta indicaban a los nuevos ricos los detalles de un comportamiento socialmente aceptable. Una de las áreas que tenía un estricto código social era justamente, la muerte.

La muerte era inevitable, estaba presente cada día en la vida del siglo XIX, el porcentaje de mortalidad infantil era altísimo y la expectativa de vida era sólo de 42 años. Para la gente de la época Victoriana, la única manera de sobrellevar la pena y la pérdida que los afectaba, era canalizar el pesar a través de alguna expresión artística, arte memorial y memento-mori.

Alguien que tuviera la osadía de ir en contra de las reglas y rituales preestablecidos del luto se arriesgaba al escándalo y al ostracismo.

Se esperaba que las mujeres de este período debieran exteriorizar el pesar de la familia. Y lo hacían través de su manera de vestir.
Emperatriz Sissi (crinolina)

Empereatriz Sissi (de luto por el fallecimiento de su 
               hijo Rodolfo)

El color negro era el que mejor representante de el luto victoriano por que simbolizaba la ausencia de luz. Era un signo inmediatamente reconocible de que un ser querido había pasado a mejor vida. También se sabe que la costumbre de usar negro para el luto viene de los romanos; ya que evitarían que los fantasmas de los muertos los penaran, vistiéndose de negro.

Ceremonia
Cuando alguien moría, todos los miembros del hogar (incluyendo a los sirvientes) adoptaban el luto. Las cortinas se cerraban y los relojes se detenían al momento del fallecimiento.
Las carrozas y los caballos que los tiraban eran adornados con plumas de avestruz negras. A veces se contrataban a gente que caminara en el cortejo fúnebre.

Cuando se trataba del funeral de un niño, las plumas eran blancas y el ataúd también
Por otra parte el funeral de una persona pobre, tenían que ser en domingo-único día en que no se trabajaba. Sin embargo si la familia no tenía ahorrado el dinero para poder efectuar el funeral el domingo después de la muerte, el cadáver debía permanecer en la casa hasta el próximo domingo.

Arte
Era habitual la fotografía post-mortem, sobre todo de niños, para tener un recuerdo del ser amado. Se enviaban como agradecimiento o también a los familiares que no pudieran viajar al funeral.

También se conservaba mechones de cabello del difunto y se fabricaban joyas con ellos.

Las tumbas victorianas eran mucho más elaboradas que en la actualidad. Se esperaba que la familia del difunto gastara lo que más pudiera en hacer un monumento apropiado al status social del difunto y de su familia.

Los monumentos eran generalmente simbólicos, ya sea religiosos (cruces, ángeles), símbolos de la profesión del difunto (espadas para un general, brocha para un pintor) o símbolos de muerte.
Los símbolos que más se usaban eran:
Urnas: Signo clásico de la cremación romana
Coronas: Símbolo de vida eterna, por su forma circular que no tiene comienzo ni fin.
Obeliscos: Símbolo Egipcio de vida eterna
Mujeres lamentándose: Símbolo de una mujer vestida con túnicas sueltas (romanas), físicamente exhaustas de tanto llorar y apoyándose en una mano, a veces en una urna o en una cruz.

Periodos de Luto
Había cuatro periodos de luto. Cada uno con sus propias reglas y costumbres.

El que llevaba la viuda era el más riguroso de todos y duraba usualmente dos años y medio. Los trajes de los niños eran blancos con adornos negros en el verano y gris con adornos negros en invierno. Esto se consideraba para aquellos entre los 15 y 17 años, los menores de 15 no usaban luto. Una muchacha era considerada mujer a los 17 años y podía usar luto riguroso si un familiar moría.

Primer Periodo de Luto o Luto Riguroso: usado por un año y un día.
Los trajes eran de dos piezas; un corpiño y una falda.
La mujer de clase baja podía hacer el traje de algodón o teñir un traje de negro.
La de clase media podía elegir entre lana negra, algodón e incluso seda.
La mujer de clase alta podía usar la última moda pero siempre en seda o lana.
La ropa debía ser de género opaco y sin adornos, excepto el crepé.

El rasgo más distintivo de este periodo es el largo velo de crepe negro que llegaba hasta la altura de la cintura o las rodillas. También debían usar un bonete, generalmente de crepe blanco.
No se usaban adornos o joyas, excepto por el azabache.
La mujer sólo podía dejar su hogar para ir a la iglesia o a visitar familiares directos.
Si la mujer no tenía ingresos e hijos pequeños que criar, se permitía el matrimonio después de este periodo.
Luto riguroso

Segundo Periodo de Luto: duraba 6 meses o hasta el fin de los días.
El bonete se puede adornar con flores y cintas, blancas o negras y el velo de crepe se acorta y se puede usar levantado sobre la cabeza.
Además del azabache se podían usar joyas hecha del cabello del difunto, ya sea un broche o un brazalete.
Detalles blancos

Tercer Periodo de Luto: duraba entre 3 y 6 meses
Los adornos de crepe se sacaban y se reemplazaban con adornos de seda negra, cinta negra y encaje. El velo se acortaba aún más o se podía dejar de usar, al igual que el bonete.
Polisón

Cuarto Periodo de Luto o Medio Luto: duraba entre seis meses o hasta el fin de los días.
Los trajes podían ser diseñados a la última moda, sólo tenían que ser hechos con colores de medio luto como el gris, violeta, lila, malva y blanco.

Hombres
El viudo sólo tenía un período de luto. Éste duraba entre seis meses a un año, pero era de su discreción cuando volver a casarse.
Podía continuar su vida normal y continuar trabajando.
Su traje debía ser de un género oscuro, su sombrero adornado con una cinta de crepe y también debía usar una banda de crepe en el brazo.

Tiempo de Luto
El tiempo de luto dependía de la relación con el difunto. Las viudas podían dejar el luto después de dos años, pero era de mejor gusto usar medio luto por seis meses más después de ese tiempo.

Para niños que perdieron a sus padres o viceversa el periodo era de un año. Para abuelos y hermanos, seis meses; para tíos y tías, dos meses; para tíos y tías abuelas, seis semanas y para primos, cuatro semanas. Viudas de mayor edad frecuentemente permanecían en luto por largos períodos, incluso hasta el fin de sus días.
Princesa Alejandra

Cuando las personas terminaban su duelo y querían reintegrarse a la sociedad, debían dejar tarjetas a sus amigos y conocidos, para avisar que podían recibir y hacer visitas

Supersticiones
 -No se debía ir a un funeral embarazada.
-Los espejos se cubrían por que existía la creencia de que el espíritu del difunto quedaba atrapado en él.
-Si el difunto llevaba una buena vida, florecerían flores en su tumba, por el contrario si había sido malo, sólo   maleza crecería.
-Detener el reloj en la habitación donde ocurrió el fallecimiento o sino traería mala suerte.
-No usar nada nuevo al funeral, especialmente zapatos.
-Si llueve sobre el cadáver, el difunto se irá al cielo.

En la actualidad, estas costumbres nos pueden parecer pretenciosas y exageradas.
La procesión funeraria, velos negros y vestidos de luto, con su rígido protocolo para la dama, cinta negra en el brazo del caballero, cortinas cerradas en el hogar, corona en la puerta con cintas de crepe, parecen innecesarias. Pero estas prácticas llevadas a cabo en los hogares del siglo XIX por la familia en duelo expresaban el cariño y el deseo de mantener viva la memoria del difunto y darle un sentido de inmortalidad.
El fin de una Era.

En 1901, después de la muerte de la Reina Victoria se da comienzo al periodo Eduardiano. En parte el mundo se sacó el luto con su fallecimiento.
La moda cambió y las mujeres ya no tenían que regirse por los estrictos códigos de la etiqueta Victoriana. 
FIN


"MI CREACIÓN"
Fotografía & Edición: Tino Guijarro