Suscribete

sábado, 10 de marzo de 2012

Moda e Historia II

"Imperio"
Durante el primer período revolucionario (Revolución Francesa 1789-1799)  tuvo lugar un cambio espectacular en lo que se refiera a la moda femenina, el denominado "vestido camisero" llamado así por su gran parecido a la camisola de ropa interior. Su simplicidad contrastaba con los complicados vestidos rococó. Se abandonaron el corsé y el guardainfantes y se realizaban peincipalmente en algodón blanco fino casi transparente. Era  de cintura alta, cuerpo y falda en una sola pieza en línea tubular.
Las telas mas usadas eran la muselina, la gasa y el percal por su simplicidad, su función era cubrir y no modelar el cuerpo, al ser telas tan diafanas para que no pasaran frio en los inviernos se popularizarón los chales de cachemira, los espencer o boleros y el redingote.
NOTA: las siguientes imagenes no son creaciones mias, són los estilos en los que me he inspirado
Vestido camisero

Redingote

Spencer ó Bolero
Vestido camisero
Los que mas fama popularizarón fueron los chales de cachemira por sus exóticos dibujos y atractivos colores, esta moda predominó hasta el período del Segundo Imperio.
Durante la primera década del siglo XIX, la silueta del vestido femenino no sufrió ningún cambio espectacular, pero a partir de 1810  el largo de la falda se acortó y volvieron a surgir corsés, esta vez sin refuerzo de ballenas,  y además apareció el brassière (prototipo de sujetador). También  se dejo de lado el algodón para volver a la seda así como la ornamentación y los colores que se volvieron a poner de moda. El apogeo de esta moda estuvo entre 1811-1820.
Mi creación:
Vestido estilo Imperio de noche en raso rojo oscuro y blanco, con sobrefalda en encaje negro, mangas abullonadas con detalles en encaje. Cinturon en cinta de raso negra.


Aqui otra de mis creaciones estilo Imperio; vestido de una sola pieza en brocado salmón con detalles en encaje rosa y blanco y cintas de raso de colores variados.


"Pre-Romántico"
Esta época es como una transicón y cambio drástico de la moda de la época, el estilo sobrio y sencillo del Imperio tiene su declive, las faldas comienzan a ensancharse (para posteriormente dar paso a la crinolina ó miriñaque) las mangas se tornan muy exageradas, denominadas "de pernil" por recordar a la forma de la pata de jamón, los escotes en barca son muy pronunciados y los estampados vuelven a ser vistosos y de colores alegres.

Pre-Romántico. Vestido de una sola pieza en brocado blanco plata-morado, pecho en crepé beige, detalles botones grises, fichú y guanteletes en encaje blanco     









No hay comentarios:

Publicar un comentario